>

IMPRIMIBLES PARA PINTAR EN CUARENTENA




imprimibles, descargar, gratis, infantil, mandala, cuarentena



Mientras escribo estas líneas, aún me cuesta digerir que estemos pasando por esta situación. A veces, creo que es un mal sueño del que voy a despertar. No termino de imaginar cómo se pudo llegar a ésto, cómo de repente, ya nada de lo que creíamos que importaba, importa realmente.

Desde casa, en cuarentena, junto con mi pareja y mis hijos, echando tanto de menos al resto de la familia a la que veíamos diariamente y que ahora ya sólo podemos tocar de pantalla a pantalla.

Escribo pensando en que es imposible que el mundo se haya paralizado, pero me asomo a la ventana y veo la calle desierta, y los pájaros en grupo paseando tranquilamente por la calle, porque ahora es suya, vuelve a serlo.

Veo el mundo respirando, la Tierra renaciendo, y soy consciente de que no lo hemos hecho bien, y de que todo ésto nos sirva para reflexionar y cambiar. Pero soy incapaz de contener las lágrimas. Rabia e e impotencia de ver como hay gente que va al hospital, sola y tiene que morir así, sin ningún familiar que coja su mano, y sin que se le pueda dar ningún tipo de adiós.

Veo a los médicos y sanitarios desbordados, el miedo de todos los que tenemos que salir a trabajar a un mundo ahora mismo contaminado, a nuestros hijos que nos miran cuando nos ven irnos, porque les hemos dicho que no hay que salir, pero nos ven marchar.

Pero los miro, y quiero tener esperanza, esperanza en que todo se arreglará, esperanza en que seremos capaces de acabar con un virus que nos está mermando, pero que también nos está haciendo valorar todo aquello que dábamos por sentando, todo aquello para lo que a veces no había tiempo y que ahora, sabemos, es lo más importante que hemos tenido jamás.

Deseo con fuerza volver a abrazar a mis padres, a mis hermanos, mi familia, mi sobrino. Deseo con fuerza, poder volver a sentarme a tomar café con todas aquellas amigos y amigas a los que no dedicamos todo el tiempo que pudimos, ver una película en el cine, quejarme de lo lleno que va el bus sin más preocupación que no tener sitio.

Necesito hoy más que nunca creer en que saldremos de ésta, reforzados, con más amor en nuestro corazón que nunca, cuidando al planeta, cuidando a los nuestros, cuidando al resto.

Y sé que así será. Sé que volveremos a vernos, a abrazarnos, a sentirnos.

Mucha gente va a quedar por el camino, si yo soy una de ellas, lo que más me importa es que mis hijos puedan seguir adelante, en un mundo que los respete y que ellos respeten. En un planeta unido que demuestre que puede avanzar sin dañar.

Gracias y mil gracias a todas las personas que pasáis por aquí y dedicáis un tiempo a comentar, leer, descargar, y disfrutar con lo que hago. Hoy os abro mi corazón de par en par y os deseo que podamos seguir leyéndonos por mucho tiempo más.

Un abrazo enorme.

Os dejo un PDF con imprimibles para los peques y para vosotras con los que podéis distraer la mente pintando.


Entradas que pueden interesarte

No hay comentarios